El Ayuntamiento de Onda bajará el IBI un 15%

5/10/2019


  • En el próximo Pleno se aprobará la reducción del tipo de gravamen al 0,68 para el 2020, la cuota más baja de la historia en Onda, y seguirá reduciéndose cada año hasta llegar al 0,61 para el 2022.
  • Aguilella: “Desde el primer día estamos realizando una gestión eficiente para conseguir que todos los ondenses paguemos menos impuestos”

El equipo de gobierno de Onda aprobará en el Pleno de esta semana una rebaja del Impuesto de Bienes Inmuebles de naturaleza urbana para todos los ondenses. Con la modificación de la ordenanza fiscal del Ayuntamiento reducirá el tipo de gravamen al 0,68% para el 2020, la cuota más baja de la historia del municipio, y contempla seguir bajándola al 0,65% para el 2021 y al 0,61% para el 2022. 

El concejal de Hacienda, Salvador Aguilella, ha explicado que “desde el primer día estamos realizando una gestión eficiente y transparente para conseguir que todos los ondenses paguemos menos impuestos, y que el dinero que los vecinos de Onda han ganado con su esfuerzo puedan destinarlo a mejorar su calidad de vida y ayudar entre todos a hacer crecer la economía local”.

La propuesta ya ha sido aprobada en la Comisión Informativa de Hacienda con los votos favorables de los concejales del Partido Popular y la abstención del PSOE y Compromís y será sometida a la aprobación definitiva en el pleno ordinario que se celebrará el jueves, día 10. Cabe destacar que el gobierno del Partido Popular ya fue el encargado de aprobar, en el 2014 una reducción del IBI urbano del 10%, la única bajada del IBI que hasta el momento se ha producido en el Ayuntamiento de Onda y también de reducir el tipo de los bienes rústicos en el 0,3, el mínimo legal permitido.

Por otra parte, el informe de intervención del mes de junio desveló un déficit estructural de 3,3 millones en las cuentas del Ayuntamiento de Onda. Y después del informe el Ayuntamiento tuvo que hacer frente al pago de medio millón de euros para saldar las facturas del suministro eléctrico del año 2018 y deudas de 2016 con entidades sociales como Cruz Roja por el servicio teleasistencia domiciliaria. 

Salvador Aguilella ha asegurado que “ante esta situación heredada lo más fácil para resolverla sería subir los impuestos, pero la eficiencia en la gestión es una premisa de este gobierno municipal, por eso, estamos trabajando para devolver, en los próximos años, a la senda del equilibrio financiero al Ayuntamiento y además lo vamos a conseguir rebajando los impuestos a los ondenses y mejorando los servicios públicos que reciben todos los vecinos. Con esta bajada del IBI rebajamos la presión fiscal a los vecinos en el máximo que permite la estabilidad económica del Consistorio en estos momentos”.